lunes, 8 de abril de 2013

Risotto de berenjenas

El risotto es una receta tradicional del noroeste de Italia que suele prepararse con mucho cuidado ya que dejar el arroz duro o pasarse de cocción es un gran problema con este plato.


Hoy lo vamos a elaborar con berenjenas, tomates pera, puerro y con el queso parmesano, que suele utilizarse mucho en la preparación de este tipo de arroz. Es fundamental usar un arroz bueno especial para risotto.


Risotto de berenjenas

Ingredientes para el risotto de berenjenas (4 personas):
  • 400 gr de arroz especial para risotto (puede ser arroz arborio)
  • 1 berenjena mediana
  • 3 tomates pera
  • 1 puerro
  • 1 cebolla roja
  • 1 diente de ajo
  • 1 litro de caldo (utilizaremos la cantidad que el arroz nos pida)
  • 1 vaso de vino blanco afrutado o vino rosado
  • 80 gr de queso parmesano rallado
  • 1 cucharada sopera de piñones
  • Albahaca fresca picada
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 1 cucharada de azúcar
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación del risotto de berenjenas (4 personas):

El caldo tiene que estar caliente para que no se pare la cocción del arroz, por eso lo iremos calentando en un cazo a fuego lento.

Lavamos y cortamos la berenjena en cuadrados pequeños. La salamos y la ponemos en un escurridor durante 15 minutos para que pierda su amargor. Lavamos bien, secamos y reservamos.

Mientras vamos cortando la cebolla, el diente de ajo, el puerro y los tomates en brunoise (dados pequeños). Picamos la albahaca y rallamos el queso. Reservamos.

En una cacerola alta, añadimos un chorro de aceite de oliva. Vamos pochando el diente de ajo, la cebolla hasta que empiece a transparentar (5 minutos), el puerro (3 minutos), la berenjena (3 minutos más). 

Salpimentamos. Añadimos el tomate, la cucharada de azúcar para compensar la acidez del tomate y dejamos durante 5 minutos.


Como se hace Risotto de berenjenas


Vertemos el arroz y lo mezclamos bien con el resto de verduras. Añadimos la copa de vino y esperamos hasta que se haya consumido todo el alcohol.

Vamos agregando cucharones de caldo uno a uno. Cuando el arroz haya consumido el caldo, añadiremos el siguiente, así hasta verter todo el caldo en un periodo de tiempo aproximado de 20 minutos. Siempre removiendo para que no se pegue el arroz.

Probamos el arroz cuando estemos a punto de llegar a ese tiempo para comprobar que está en su punto, depende del arroz utilizado hará falta más o menos tiempo.

Cuando hayamos añadido el último cucharón de caldo, agregaremos el queso parmesano rallado, los piñones y la albahaca.

Mezclamos bien. Dejamos reposar unos 10 minutos.

¡Que aproveche!.