miércoles, 6 de marzo de 2013

Arvejas o guisantes compuestos

Seguimos con la línea de recetas de cocina caseras caseras, que calientan el estómago y el corazón en estos días nublados con frío. Esta es un plato que se hace mucho en casa y que siempre quise preparar mi versión. El toque clave ha sido añadir vino blanco afrutado, que le otorgó un toque ligero más dulce que aplacó el amargor de la salsa de tomate.


Arvejas o guisantes compuestos

Ingredientes de las arvejas compuestas (4 personas):
  • 1 kilo de guisantes congelados
  • 5 tiras de bacon
  • 1 bote pequeño de salchichas de cocktail
  • 1 cebolla blanca
  • 400 gr de tomate frito
  • 1 vaso pequeño de vino blanco afrutado (usé Flor de Chasna, de las cumbres de Abona, Tenerife)
  • 3 papas grandes
  • 3 huevos
  • 3 dientes de ajo
  • Una cucharada sopera de orégano
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua
  • Sal gorda
  • Pimienta negra molida

Elaboración de las arvejas compuestas (4 personas):

Ponemos una olla o cacerola grande al fuego con agua hasta que hierva. Añadimos 2 puñados de sal gorda y vertemos los guisantes sin descongelar. Seguimos las indicaciones del paquete, pero suele ser 8-10 minutos una vez que vuelve a hervir. Apagamos pasado ese tiempo, escurrimos el agua, guardando un vaso pequeño del agua de cocción.

Volvemos a poner los guisantes en la cacerola.

Colocamos un cazo al fuego con agua y los huevos. Una vez que el agua empieza a hervir, calculamos 10 minutos. Apagamos. Reservamos.

Cortamos el bacon en cuadraditos, las salchichas en trocitos, la cebolla y el ajo en juliana.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos primero el bacon y las salchichas. Retiramos y se lo añadimos a la cacerola con los guisantes. Removemos para que se impregnen con el sabor.

En ese mismo aceite, rehogamos los ajos y la cebolla hasta que empiece a transparentar. Añadimos una pizca de pimienta negra, el tomate frito y la copita de vino. Subimos el fuego y removemos bien para que se vaya evaporando el alcohol. Incorporamos la hoja de laurel y el orégano. Cuando se haya evaporado todo el alcohol se lo añadimos a los guisantes.

Vertemos el vaso de agua de cocción que habíamos guardado. Cocinamos a fuego suave durante 10 minutos.

Mientras tanto, pelamos y lavamos las papas. Las cortamos en cuadrados y las freímos en abundante aceite. Reservamos.

Los huevos cocidos que teníamos reservados, los pelamos y cortamos en pedazos.

Añadimos tanto las papas como los huevos a los guisantes, removemos bien. Listo.

¡Que aproveche!.