viernes, 29 de junio de 2012

Saquitos brick rellenos de langostinos y abadejo

Hoy vamos con una receta de cocina para impresionar a las visitas, saquitos brick de langostinos y abadejo. La elaboración no es muy complicada y el resultado es bastante satisfactorio.


Podemos variar el pescado a nuestro antojo, yo puse abadejo porque en la pescadería tenía muy buena pinta, pero pueden probar con mero, bonito, incluso con calamares.

Tengo que reconocer que es la primera vez que hacía esta receta y por precipitada, se me rompió el saquito al pasarlo al plato para sacarle la foto. Mi recomendación es esperar un minuto a que se enfríe.

Ingredientes para los saquitos rellenos de langostinos y abadejo:
  • 10 langostinos pequeños crudos
  • 150 gr de abadejo
  • Hojas de pasta brick
  • 1 chorrito de Cognac
  • 200 ml de agua
  • 1 ramillete de cilantro
  • Cebollino
  • 1 ajo
  • 200 ml de nata líquida
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta recién molida
Elaboración de los saquitos rellenos de langostinos y abadejo:

Pelamos los langostinos y guardamos cabeza y pieles para hacer un fumet que nos servirá, posteriomente, para la salsa.

En un cazo con un chorrito de aceite de oliva ponemos las cabezas y pieles apretando con un tenedor para que suelten sus jugos. Echamos un chorrito de cognac y esperamos a que se evapore el alcohol 1 minuto para añadir el agua y remover. Dejamos 15 minutos al fuego.

Mientras tanto, picamos en rodajas los langostinos, en trocitos pequeños el abadejo, el ajo y el cilantro. Salpimentamos el abadejo. En una sartén con aceite de oliva, salteamos todo junto sin cocinarlo del todo ya que se terminará de hacer al horno. Reservamos.

Una vez que el fumet esté listo, colamos y ese caldo lo pondremos en un nuevo cazo con la nata líquida. Removeremos durante 15 minutos hasta que veamos que la salsa se reduce a la mitad y empieza a espesar.

Vamos con el montaje de los saquitos. Aquí hay que tener cuidado porque la pasta brick es muy delicada y se rompe con facilidad.

Extendemos una de las obleas sobre un plato y rellenamos con la mezcla de langostinos y abadejo que no esté caliente porque si no se nos romperá al montar. Me pasó.
Cerramos cogiendo por las esquinas y envolvemos con una ramita de cilantro a modo de cinta.

Al horno durante 5-8 minutos a 180º vigilando para que no se quemen en exceso.

Emplatamos. Yo puse la salsa en el fondo del plato, encima el saquito brick y espolvoreado con cebollino picado.

¡Que aproveche!.